Archivo de la categoría: Noticias e información

1-s2.0-S0929664612005104-gr2La torsión lobar es una complicación rara después del trasplante de pulmón. Aquí presentamos un caso de torsión del lóbulo medio derecho (RML) después del trasplante pulmonar bilateral secuencial (BLTx). Esta mujer de 30 años se sometió a BLTx por bronquiolitis obliterante debido a pénfigo paraneoplásico. El lóbulo inferior derecho del pulmón del donante se resecó debido a un cambio inflamatorio durante la adquisición. La radiografía de tórax postoperatoria mostró infiltrados persistentes de RML. Se observó fiebre y leucocitosis 1 una semana después. La lobectomía RML se realizó después de que la tomografía computarizada de tórax reconstruida confirmara el diagnóstico de torsión de RML. El síndrome de dificultad respiratoria del adulto con signos vitales inestables, hipoxemia refractaria y acidosis respiratoria se produjo a partir de entonces. Después del soporte de oxigenación de membrana extracorpórea venoarterial, el paciente se recuperó lentamente y se dio de alta 5 meses después de BLTx.

El artículo completo se puede comprar aquí: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0929664612005104

El pénfigo foliáceo (PF) es la enfermedad cutánea autoinmune más común en perros y otras especies animales. Aunque PF puede afectar espontáneamente a perros de cualquier raza, parece ser más prevalente en Akita Inus y chow chows en los Estados Unidos. Las lesiones primarias son pústulas grandes que se rompen fácilmente y progresan rápidamente a erosiones y costras. La distribución de la lesión con mayor frecuencia involucra la cara, el plano nasal y los oídos. Un tercio de los perros afectados tienen lesiones en la almohadilla de la pata. Las lesiones cutáneas de la PF pueden permanecer localizadas o involucrar a todo el cuerpo. El diagnóstico de PF en perros se basa en información histórica, signos clínicos y la demostración de queratinocitos acantolíticos en vesículas o pústulas. (Fuente: Avances en Medicina y Cirugía de Pequeños Animales)

El artículo puede comprarse en: http://www.advancesinsmallanimal.com/article/PIIS1041782612000230/abstract?rss=yes

FONDO: El pénfigo es una enfermedad ampollosa autoinmune. Según un informe, en áreas de pénfigo foliáceo endémico (EPF) en el Perú, hay casos de pénfigo vulgar con características epidemiológicas, clínicas e histopatológicas similares a las del “pénfigo vulgar endémico” (EPV) en Brasil.
OBJETIVOS: Determinar las características clínicas y epidemiológicas del pénfigo endémico y los factores de riesgo de los pacientes para desarrollar complicaciones durante el tratamiento.
MÉTODOS: Se realizó un estudio de julio 2003 a marzo 2008. La población del estudio fue 60, pacientes con EPF y 7 pacientes con EPV evaluados en hospitales y clínicas en la Amazonía peruana y Lima. Se realizó un análisis multivariado utilizando regresión logística binaria.
RESULTADOS: La edad promedio de los pacientes con EPF fue 31.4 años; 55% fueron hombres; 60% presentó la variante clínica generalizada. El incumplimiento del tratamiento se observó en 57.1% de los pacientes. El treinta y cinco por ciento presentó complicaciones (p. Ej., Piodermitis y pielonefritis) durante el tratamiento. Los factores de riesgo para el desarrollo de complicaciones durante el tratamiento fueron el incumplimiento del tratamiento y la forma clínica generalizada. En el grupo de EPV, la edad promedio fue 21.7 años; 71.4% eran hombres. Todos los pacientes presentaron la variante clínica mucocutánea y la presentación inicial consistió en lesiones de la mucosa oral; 71.4% presentó complicaciones durante el tratamiento, siendo la piodermitis la más frecuente.
CONCLUSIONES: El incumplimiento del tratamiento y la forma clínica generalizada son factores de riesgo para el desarrollo de complicaciones durante el tratamiento de pacientes con EPF. De hecho, Perú tiene casos de EPV con características epidemiológicas similares a EPF. Vivir en un área rural puede representar un factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones durante el tratamiento de pacientes con EPV.

El artículo completo se puede ver aquí: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0365-05962012000600003&lng=en&nrm=iso&tlng=en

El pénfigo paraneoplásico (PNP), una dermatosis ampollosa mucocutánea clínica e inmunopatológicamente distinta, es una forma grave de síndrome multiorgánico autoinmune generalmente asociado con un resultado terapéutico deficiente y una mortalidad elevada. Esta enfermedad mediada por IgG se inicia por un trastorno linfoproliferativo obvio u oculto en la mayoría de los casos. La mucositis clínicamente grave y las erupciones cutáneas ampollosas polimórficas, y la histología acantolisis, la necrosis de queratinocitos y la dermatitis interfacial son sus características distintivas. Una mujer de 58 de un año presentó estomatitis recurrente, severa y recalcitrante y erosiones generalizadas / lesiones ampollosas de un año de duración. El tratamiento con ciclos repetidos de corticosteroides sistémicos en un centro periférico proporcionaría un alivio temporal. También tenía fiebre, tos productiva, odinofagia e ingesta oral deficiente, herpes zoster oftálmico, dolor en el abdomen y diarrea acuosa. Una serie de investigaciones revelaron leucemia linfocítica crónica (LLC), linfadenopatía mediastínica y paraaórtica, bronquiolitis obliterante y osteoporosis / fracturas vertebrales. Con el diagnóstico de PNP asociada a CLL, se trató con terapia con pulso de dexametasona-ciclofosfamida (DCP) para ciclos 3 inicialmente, seguido de un régimen COP (ciclofosfamida, vincristina y prednisolona) para ciclos 5. La remisión se mantiene con el clorambucil y la terapia con pulso de prednisolona una vez en las semanas 3 con una resolución completa de las lesiones cutáneas y un control adecuado de la CLL.

El artículo completo se puede ver aquí: http://www.hindawi.com/crim/dm/2012/207126/

El penfigoide bulloso es una enfermedad de la piel con ampollas autoinmunes caracterizada por la presencia de autoanticuerpos circulantes que reconocen proteínas específicas de la epidermis y la unión dermoepidérmica. El diagnóstico se basa en criterios clínicos e investigaciones de laboratorio, especialmente histología, inmunofluorescencia directa e indirecta y ELISA. Este estudio describe un nuevo ensayo de inmunofluorescencia para la determinación paralela de anti-BP180 y anti-BP230 basado en sustratos antigénicos recombinantes. El objetivo del estudio fue detectar los autoanticuerpos BP180 y BP230 mediante la tecnología BIOCHIP utilizando una proteína recombinante BP180-NC16A especialmente diseñada y células que expresan el fragmento de antígeno BP230-gc. Los pacientes 18 con penfigoide bulloso se incluyeron en el estudio. Los autoanticuerpos contra BP180 se detectaron mediante la técnica BIOCHIP en 83.33% de pacientes con penfigoide bulloso confirmado clínico, serológico e inmunohistológico, mientras que los autoanticuerpos contra BP230-gC se detectaron solo en 39% de pacientes. La detección de anti-BP180-NC16A y anti-BP230-gC mediante un nuevo inmunoensayo basado en biochip es una alternativa adecuada a la inmunofluorescencia indirecta y al ELISA. Este método tiene la ventaja de discriminar fácilmente las diferentes especificidades de autoanticuerpos. El método BIOCHIP es más rápido, más barato y más fácil de usar que el método ELISA. Por esta razón, el nuevo método podría utilizarse como una prueba de detección inicial para identificar a los pacientes con penfigoide bulloso, y los resultados dudosos podrían confirmarse mediante ELISA.

Artículo completo (gratis) encontrado aquí: http://www.hindawi.com/isrn/dermatology/2012/237802/

Hay un número limitado de informes que indican el papel de los alelos de clase I del antígeno leucocitario humano (HLA) en el pénfigo vulgar. Este estudio fue diseñado para resaltar la asociación de alelos HLA clase I con pénfigo vulgar en Irán. Cincuenta pacientes con pénfigo vulgar, diagnosticados basados ​​en hallazgos clínicos, histológicos e inmunofluorescencia directa fueron incluidos en este estudio. El grupo de control consistió en 50 personas sanas, de edad y sexo. La tipificación de HLA de los alelos de clase I (A, B y C) se llevó a cabo usando la reacción en cadena de la polimerasa basada en el método de cebador específico de la secuencia. Este estudio mostró la mayor frecuencia de HLA-B * 44: 02 (P = 0.007), -C * 04: 01 (P < 0.001), -C * 15: 02 (P < 0.001) y -C * 16: 01 (P = 0.027) en el grupo de pacientes, en comparación con los controles, mientras que la frecuencia de HLA-C * 06: 02 (P < 0.001) y -C * 18: 01 (P = 0.008) en los pacientes con pénfigo vulgar fue significativamente menor que los controles. Con respecto al desequilibrio de ligamiento entre los alelos HLA de clase I, el haplotipo HLA-A * 03: 01, -B * 51: 01, -C * 16: 02 (4% frente a 0%,P = 0.04) se sugiere como un factor predisponente, mientras que HLA-A * 26: 01, -B * 38, -C * 12: haplotipo 03 (0% vs 6%, P = 0.01) es un factor de protección. En conclusión, se sugiere que HLA-B * 44: 02, -C * 04: 01, -C * 15: alelos 02 y HLA-A * 03: 01, -B * 51: 01, -C * 16: El haplotipo 02 son factores de susceptibilidad para el desarrollo de pénfigo vulgar en la población iraní, mientras que HLA-C * 06: 02, -C * 18: alelos 01 y HLA-A * 26: 01, -B * 38, -C * 12: El haplotipo 03 se puede considerar como alelos protectores.

Artículo completo disponible aquí: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1346-8138.12071/abstract;jsessionid=B90D811159F2CE1C4C357306A37A9D15.d04t04

american-quarter-horseEl pénfigo foliáceo es una enfermedad autoinmune que afecta a humanos y perros y, en menor medida, a gatos y caballos.
En caballos, se caracteriza por lesiones primarias que a menudo comienzan en la cabeza y las extremidades inferiores; las lesiones secundarias se diseminan a otras áreas, con un exudado que se seca en una costra. Puede haber un edema extenso (hinchazón) en las piernas y el abdomen (llamado edema ventral).
El pénfigo foliáceo equino (FEP) se considera raro y los signos y síntomas pueden parecerse a los de otras afecciones, como las alergias a las picaduras de insectos (lesiones con costra), la fiebre de palomas (edema ventral) u otras afecciones de la piel.
La forma principal de diagnosticar el EPF es mediante una biopsia de perforación de la piel que es examinada por un patólogo veterinario. El patólogo busca cambios consistentes con este diagnóstico, al tiempo que descarta otras causas.
Los caballos con EPF también pueden tener signos sistémicos de enfermedad: fiebre, depresión, pérdida de apetito, letargo y pérdida de peso. La piel puede ser dolorosa al tacto y la hinchazón puede dificultar el caminar o acostarse.
El síndrome de Senear-Usher o pénfigo eritematoso es una patología que se superpone clínica y serológicamente con el pénfigo foliáceo y el lupus eritematoso. Las biopsias cutáneas de pacientes con pénfigo eritematoso revelan acantólisis y depósitos de inmunoglobulinas en desmosomas, y son positivos en la prueba de la banda lúpica. En el presente documento, determinamos si los autoanticuerpos asociados con pénfigo eritematoso se dirigían a un solo antígeno o a múltiples antígenos como resultado de la estimulación de clones de células B independientes. El presente trabajo demuestra que los pacientes con pénfigo eritematoso producen anticuerpos antiepiteliales específicos para desmogleína 1 y 3 y anticuerpos antinucleares específicos para Ro, La, Sm y antígenos de ADN bicatenario. Después de eluir anticuerpos antiepiteliales o antinucleares específicos, que se recuperaron y probaron usando ensayos de doble fluorescencia, se demostró una falta de reactividad cruzada entre los desmosomas y los antígenos lúpicos nucleares y citoplásmicos. Este resultado sugiere que los autoanticuerpos en el pénfigo eritematoso están dirigidos contra diferentes antígenos y que estos autoanticuerpos son producidos por clones independientes. Dados estos datos clínicos y serológicos, sugerimos que el pénfigo eritematoso se comporte como una enfermedad autoinmune múltiple.

El artículo completo se puede ver en: http://www.hindawi.com/journals/ad/2012/296214/

Screenshot_2El pénfigo foliáceo (PF) es una enfermedad mediada por el sistema inmunológico que causa pústulas y lesiones costrosas, con mayor frecuencia en las orejas, el plano nasal, el área periocular, el mentón y los pies de los gatos afectados. Las células acantolíticas causadas por la deshidratación de las adherencias intercelulares a menudo se observan en la citología, pero no son patognómicas para la PF. Se realiza un diagnóstico definitivo basado en la histopatología que muestra pústulas subcorneales con neutrófilos no degenerados y células acantolíticas. La PF se trata con dosis inmunosupresoras de corticosteroides solos o en combinación con otros medicamentos inmunosupresores, como clorambucilo o ciclosporina. La mayoría de los pacientes requieren tratamiento de por vida con estos medicamentos para mantener la enfermedad en remisión.

Hershey, un gato de pelo corto doméstico esterilizado de 6 con un peso de 3.4 kg, presentó un inicio agudo de lesiones costrosas no pruriginosas en la cabeza, orejas, lechos ungueales y área nasal. Tenía una historia de letargo y anorexia de 2-day. Ella no tenía antecedentes de enfermedad médica y estaba al día con las vacunas.

Artículo completo sobre: http://mobile.vetlearn.com/Media/images/pdf/2010/PV/PV0510_mckay_Derm.pdf

Puppy-Love-puppies-9460996-1600-1200Pénfigo en perros

El pénfigo es la designación general para un grupo de enfermedades autoinmunes de la piel que incluyen ulceración y formación de costras en la piel, así como la formación de sacos y quistes (vesículas) llenos de líquido y lesiones llenas de pus (pústulas). Algunos tipos de pénfigo también pueden afectar el tejido cutáneo de las encías. Una enfermedad autoinmune se caracteriza por la presencia de autoanticuerpos producidos por el sistema, pero que actúan contra las células y tejidos sanos del cuerpo, del mismo modo que los glóbulos blancos actúan contra la infección. En efecto, el cuerpo se está atacando a sí mismo. La gravedad de la enfermedad depende de cuán profundamente se deposita el autoanticuerpo en las capas de la piel. El signo característico del pénfigo es una afección llamada acantolisis, en la que las células de la piel se separan y se rompen debido a los depósitos de anticuerpos unidos al tejido en el espacio entre las células.

Hay cuatro tipos de pénfigo que afectan a los perros: pénfigo foliáceo, pénfigo eritematoso, pénfigo vulgar y pénfigo vegetante.

En la enfermedad del pénfigo foliáceo, los autoanticuerpos se depositan en las capas más externas de la epidermis y se forman ampollas en la piel sana. El pénfigo eritematoso es bastante común y se parece mucho al pénfigo foliáceo, pero menos aflictivo. El pénfigo vulgar, por otro lado, tiene úlceras más profundas y más graves porque el autoanticuerpo se deposita en las profundidades de la piel. El pénfigo vegetante, que afecta solo a los perros, es la forma más rara de pénfigo, y parece ser una versión más suave del pénfigo vulgar, con úlceras algo más suaves.

El artículo completo puede encontrarse aquí: http://www.petmd.com/dog/conditions/skin/c_dg_pemphigus?page=show#.UQbd3R3WLXA